El oscuro borde de la luz III

(fotos y microrrelatos)

Algoritmo asesino

leave a comment »

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

.

.
Algoritmo asesino

Me trajeron el paquete por la mañana. Era más grande de lo que yo pensaba. Les dije que me lo dejaran en el cuarto de baño, les di una propina y se fueron. Lo tenía ya casi todo preparado. Tal como me indicaron había revisado las alcantarillas y los bajantes el día anterior. Para estas cosas soy muy puntillosos. Saqué aquel objeto del embalaje, cogí las instrucciones y leí:

Paso nº 1: Propedéutica: Ya empezamos con palabritas, me dije: ‘Saque los anclajes del estabilizador comprobando que la taza queda completamente separa del soporte de seguridad’. Lo hice.

Paso nº 2: Fundamentación: ‘Coloque la base de la taza siguiendo las advertencias del diagrama adjunto’. Me costó al principio entender aquel dibujo, tan esquemático, visto desde una perspectiva realmente extraña. Al final coloqué la taza en la embocadura del bajante que conectaba con el vaso sifónico.

Paso nº 3: Praxis: ‘Atornille la base contra el suelo, de manera que quede perfectamente segura’. Maldije por no disponer de un destornillador eléctrico, casi me dejo los dedos apretando aquellos tornillos del demonio.

Paso nº 4: Cierre categorial: Bueno, bueno. El que escribió este prospecto seguro que hizo filosofía pura, pensé: ‘Selle la junta de la base de la taza con el tubo de silicona adjunto y déjela secar durante diez minutos’. Lo hice en un santiamén, estaba tirado. Esperé.

Paso nº 5: Sinergias: ‘Haga una primera prueba con la cisterna, en sus dos modalidades de vaciado, para comprobar que el agua fluye con normalidad y rellena el codo de la taza: Modalidad “A”: presione el botón de vaciado completo. Modalidad “B”: presiona el botón de vaciado parcial, de ahorro o ecológico’. Lo hice y todo funcionó. ‘¡Qué raro!’, me dije, ‘algo que funciona bien a la primera’.

Paso nº 6: Verificación definitiva: ‘Tire nuevamente de la cadena y déjese llevar por la corriente. Le parecerá imposible que usted quepa por el bajate, pero nuestros diseños ergonómicos hacen maravillas. Se dará cuenta de la eficacia del sistema cuando compruebe, usted mismo, que no puede respirar’. Me dejé llevar, sencillamente, por la corriente.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Written by Juan Yanes

16 de abril de 2013 a 14:16

Publicado en Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: