El oscuro borde de la luz III

(fotos y microrrelatos)

La terre est bleue comme une orange

leave a comment »

juan yanes- contraste---.

.

.

La terre est bleue comme une orange

 Yo tuve dos profesores de dibujo. Uno era neorousseauniano y el otro ultrapiagetano. El neorousseauniano me animaba a que fuera creativo y libre y a que viera árboles azules por todos lados, y ¿por qué no?, cielos amarillos intensísimos, infinitos y homogéneos, como si fueran pinturas chinas de colores planos. Y entonces me recitaba aquel verso de Paul Eluard, «La terre est bleue comme une orange» y yo me quedaba flipando medio turulato y me ponía a cantar el «Yellow Submarine» y me pasaba el día viendo colorines por todos lados como si tuviera encima un colocón. El otro profesor de dibujo era ultrapiagetano y me decía todo lo contrario, que no existían los árboles azules, ni los cielos amarillos y que me dejara de pamplinas y me ciñera al principio de realidad. Tenía que ser capaz de representar simbólicamente las cosas sin cambiarlas a mi antojo. Entonces me citaba como argumento de autoridad a Kant y me decía con la voz atiplada: «Graba en tu ánimo aquel aserto inolvidable del maestro, que dice: ‘No puedes ir más allá de la experiencia’». Kant era mucho Kant. Kant era casi como Dios y no podía equivocarse. Yo oía la voz de Kant en mis oídos: «No puedes manejar el mundo caprichosamente. Tienes que escuchar, tienes que mirar y verlo tal y como es». Yo me quedaba en un estado de ánimo peripatético, hecho polvo y el ultrapiagetiano, seguía: «Hay que aplicar las razón a todos los órdenes de la vida, al conocimiento, a la moral y los principios estéticos, a la vida misma». Claro, llegó un momento en el que se me fundieron los plomos. Pero así, totalmente. Los profes de dibujo me crearon un conflicto cognitivo tan morrocotudo que nunca más he vuelto a levantar cabeza. Tengo lo que los psiquiatras llaman el síndrome NHST, una enfermedad mental imaginaria incurable. Pienso demandar al Ministerio de Educación, al Sistema Educativo en general, a alguna de las 375 Consejería de Educación que hay en el país, a Rousseau y a Pieget, a ver qué pasa. Con los niños no se juega.

Juan Yanes

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Written by Juan Yanes

24 de mayo de 2013 a 15:23

Publicado en Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: